Discapacidad, Pobreza y Exclusión Digital. México.

 

           Discapacidad: Panorama mundial 

 

Unos 1000 millones de habitantes, o el 15 % de la población mundial, sufren algún tipo de discapacidad y la prevalencia es mayor en los países en desarrollo. Entre 110 millones y 190 millones de personas, o una quinta parte de la cifra total estimada, tienen discapacidades significativas.

Las personas con discapacidad, en promedio como grupo, tienen más probabilidades de experimentar situaciones socioeconómicas adversas, tales como menor nivel de educación, peores condiciones de salud, alto desempleo y tasas más elevadas de pobreza.

El entorno económico, legislativo, físico y social de un país puede crear o mantener barreras que impiden la participación de las personas con discapacidad en la vida económica, cívica y social. Estos obstáculos incluyen falta de acceso a edificios, transporte y tecnologías de la información y comunicaciones; normas, servicios y financiamiento insuficientes, y escasos datos y estudios para formular políticas eficaces, eficientes y basadas en la evidencia.

La pobreza puede hacer aumentar el riesgo de sufrir una discapacidad ya que las personas pobres no reciben la alimentación suficiente, no tienen acceso adecuado a educación ni salud, se desempeñan en condiciones laborales inseguras, viven en ambientes contaminados y carecen de acceso a agua potable y saneamiento. En tanto, una discapacidad puede incrementar el riesgo de caer en la pobreza ya sea debido a factores como el desempleo, los salarios más bajos y el aumento del costo de la vida[1].

 

            Panorama México

 

            Hablar de discapacidad y pobreza en México, no difiere en gran medida del panorama mundial, sin embargo, considero relevante clarificar la realidad socioeconómica del país, ya que ello nos puede ayudar a visualizar mentalmente las realidades que viven los distintos sectores de la población, prioritariamente de aquellos que menos tienen. Es innegable que la discapacidad se acentúa en los sectores de población con menor poder adquisitivo, tan es así que quienes podrán leer este documento representan apenas alrededor del 30% de la población total en México y una cifra muchísimo menor significativa, de alguna persona con discapacidad.

Para conocer a mayor profundidad las características, porcentajes de la población, niveles socioeconómicos, y exclusión digital, nos apoyaremos con el estudio y clasificación que realiza la Asociación Mexicana de Inteligencia de Mercado y Opinión (AMAI), los últimos reportes que realizó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía) INEGI, con motivos del Día Internacional de la Discapacidad y Día Mundial de Internet, ambos del 2015. 

            Niveles socioeconómicos en México

De acuerdo a la información que proporciona la Asociación Mexicana de Inteligencia de Mercado y Opinión (AMAI), respecto a los niveles socioeconómicos en México, se cuentan con los siguientes niveles [2]:

Nivel A/B

Representa el 3.9% de los hogares del país y el 6.4% de los hogares en localidades mayores de 100 mil habitantes.

Nivel C+

Incluye al 9.3% de los hogares del país y al 14.1% de los hogares ubicados en localidades mayores de 100 mil habitantes del país.

Nivel C

Este grupo está conformado por el 10.7% de los hogares totales del país y el 15.5% de los hogares en localidades mayores de 100 mil habitantes del país.

Nivel C-

En este segmento está incluido el 12.8% del total de hogares del país y el 16.6% de los hogares en localidades mayores de 100 mil habitantes del país.

Nivel D+

Este segmento está constituido por el 19.0% de los hogares del país y el 20.2% de los hogares en las localidades mayores de 100 mil habitantes del país.

Nivel D

Este grupo representa el 31.8% de los hogares del país y el 23.8% de los hogares en localidades mayores de 100 mil habitantes.

Nivel E

Representa el 12.5% del total de hogares del país y el 3.4% de los hogares en localidades mayores de 100 mil habitantes.

 

Precisando en el lenguaje cotidiano a qué se refieren estos niveles y/o estilos de vida en la actualidad y promoviendo evitar que se etiqueten a las personas por su condición socioeconómica, que no es nuestra intención, los niveles hacen referencia a:

 

Nivel Condición
A/B Riqueza
C+ Media alta
C Media
C- Media baja
D+ Baja
D Pobreza
E Pobreza extrema

 

No es mi objetivo hacer un análisis respecto a la movilidad de los sectores de población, su estudio y ubicación en determinado nivel, pero a grandes rasgos, puedo referir que en 2005, la AMAI[3] presentaba 6 sectores de población, y que a la fecha presenta 7. Lo cual indica que se incrementó un sector más (C-), el cual no aparecía en 2005 (ver tabla de esa fecha).

 

            Principales características de los niveles socioeconómicos en riesgo de exclusión y excluidos.

  

Con fines ilustrativos de los sectores de población en riesgo de vulnerabilidad por pobreza y exclusión (D+, D y E), referiré las características de los mismos como las presentaba la AMAI en 2005[4] y que desde mi punto de vista no ha variado mucho y muy probablemente se ha agudizado.

 

            Nivel socioeconómico D+

            En este segmento se consideran a las personas con ingresos o nivel de vida ligeramente por debajo del nivel medio, es decir es el nivel bajo que se encuentra en mejores condiciones (es por eso que se llama bajo/alto o D+).

            Perfil Educativo del Jefe de Familia

El jefe de familia de estos hogares cuenta en promedio con un nivel educativo de secundaria o primaria completa. Dentro de las ocupaciones se encuentran taxistas (choferes propietarios del auto), comerciantes fijos o ambulantes (plomería, carpintería), choferes de casas, mensajeros, cobradores, obreros, etc.

Suelen existir dentro de esta categoría algunos jefes de familia que tienen mayor escolaridad pero que como resultado de varios años de crisis perdieron sus empleos y ahora se dedican a trabajar en la economía informal.

            Perfil del Hogar

Los hogares de las personas que pertenecen a este nivel son, en su mayoría, de su propiedad, aunque algunas personas rentan el inmueble. Cuentan en promedio con 3 o más habitaciones en el hogar y 1 baño completo.

Algunas viviendas son de interés social.

Los hijos asisten a escuelas públicas.

            Artículos que posee

En estos hogares uno de cada cuatro hogares posee automóvil propio, por lo que en su mayoría utilizan los medios de transporte público para desplazarse.

Cuentan con: un aparato telefónico, 1 televisor a color, y 1 equipo modular barato. La mitad de los hogares tiene videocassettera y línea telefónica. Estos hogares no tienen aspiradora y muy pocos llegan a contar con PC.

            Servicios

Los servicios bancarios que poseen son escasos y remiten básicamente a cuentas de ahorros, cuentas o tarjetas de débito y pocas veces tienen tarjetas de crédito nacionales.

            Diversión/pasatiempos

Generalmente las personas de este nivel asisten a espectáculos organizados por la delegación y/o por el gobierno, también utilizan los servicios de poli-deportivos y los parques públicos. La televisión también es parte importante de su diversión y atienden preferentemente a las telenovelas y a los programas de concurso. Este grupo tiende a ver televisión diariamente por un espacio algo superior a dos horas.

 

            Nivel socioeconómico D

            El nivel D está compuesto por personas con un nivel de vida austero y bajos ingresos.

            Perfil Educativo del Jefe de Familia

El jefe de familia de estos hogares cuenta en promedio con un nivel educativo de primaria (completa en la mayoría de los casos). Los jefes de familia tienen actividades tales como obreros, empleados de mantenimiento, empleados de mostrador, choferes públicos, maquiladores, comerciantes, etc.

            Perfil del Hogar

Los hogares de nivel D son inmuebles propios o rentados. Las casas o departamentos cuentan con al menos dos habitaciones y 1 baño que puede ser completo o medio baño. La mitad de los hogares cuenta con boiler (calentador de agua) y lavadora. En estas casas o departamentos son en su mayoría de interés social o de rentas congeladas (tipo vecindades).

Los hijos realizan sus estudios en escuelas del gobierno.

            Artículos que posee

Las personas de este nivel suelen desplazarse por medio del transporte público, y si llegan a tener algún auto es de varios años de uso. La mayoría de los hogares cuenta con un televisor y/o equipo modular barato. Uno de cada cuatro hogares tienen videocassettera y línea telefónica.

            Servicios

Se puede decir que las personas de nivel D prácticamente no poseen ningún tipo de instrumento bancario.

            Diversión/Pasatiempos

Asisten a parques públicos y esporádicamente a parques de diversiones.         Suelen organizar fiestas en sus vecindades. Toman vacaciones una vez al año en excursiones a su lugar de origen o al de sus familiares. Cuando ven televisión su tipo de programación más favorecida son las telenovelas y los programas dramáticos. En promedio ven televisión diariamente por espacio de dos y media horas.

 

            Nivel socioeconómico E

El nivel E se compone de la gente con menores ingresos y nivel de vida en todo el país.

            Perfil Educativo del Jefe de Familia

El jefe de familia de estos hogares cursó, en promedio, estudios a nivel primaria sin completarla, y generalmente tiene subempleos o empleos eventuales.

            Perfil del Hogar

Estas personas usualmente no poseen un hogar propio (sobre todo en la Cd. de México), teniendo que rentar o utilizar otros recursos para conseguirlo (paracaidistas). En un solo hogar suele vivir más de una generación. Sus viviendas poseen 1 ó 2 cuartos en promedio, mismos que utilizan para todas las actividades (en ellos duermen, comen, etc.). La mayoría de los hogares no tienen baño completo propio (dentro de su casa). No poseen agua caliente (calentador de agua), ni drenaje. Los techos son de lámina y/o asbesto y el piso muchas veces es de tierra. Difícilmente sus hijos asisten a escuelas públicas y existe un alto nivel de deserción escolar.

            Artículos que posee

Estos hogares son muy austeros, tienen un televisor y un radio y en pocos casos videocassettera. La mitad de los hogares de clase E poseen refrigerador.

            Servicios

Este nivel no cuenta con ningún servicio bancario o de transporte propio.

            Diversión/Pasatiempos

Su diversión es básicamente la radio y la televisión. Dentro de este último medio la programación de telenovelas, programas de drama y concursos son los que más atienden. En promedio ven televisión diariamente por espacio de casi tres horas.

 

 

Como podemos ver, estos sectores de población cuentan con recursos limitados para satisfacer sus necesidades cotidianas y muy poca accesibilidad a las Tecnologías de la Información y la Comunicación, con fines educativos.

 

Para hacer énfasis en estas limitaciones y mostrar los datos relacionados con la exclusión digital de estos sectores de la población, presento el reporte elaborado por el INEGI[5], con motivo del Día Mundial del Internet, en 2015.

 

            Estadísticas a propósito del Día Mundial del Internet. INEGI. 2015.

 

  • Al 2014, el 44.4 por ciento de la población de México de seis años o más, se declaró usuaria de Internet.
  • El 74.2 por ciento de los cibernautas mexicanos tienen menos de 35 años.
  • El 34.4 por ciento de los hogares del país tiene una conexión a Internet.

 

 

Como se refiere en el estudio de la AMAI, en el sector D+ (19%), muy pocos llegan a contar con una computadora, y los sectores D (31.8%) y E (12.5%), prácticamente no la tienen. Si sumamos estos 3 sectores de la población nos dan un promedio del 63.3% del total de la población, que teoricamente están excluidos de los medios digitales. Este resultado se aproxima en contraparte, al reporte que realiza el INEGI de que sólo el 34.4 por ciento de los hogares del país tiene una conexión a Internet, bien representados por los sectores A/B (3.9%), C+ (9.3%), C (10.7%) y C- (12.8%), y lo cual hace un total del 36.7% de la población.

 

Estos dos estudios son prácticamente coincidentes en lo general, lo cual nos indica la grave exclusión digital de estos sectores de la población.

 

Ahora bien, como se refiere en el informe del Banco Mundial, al principio de la entrada de este blog, “la pobreza puede hacer aumentar el riesgo de sufrir una discapacidad ya que las personas pobres no reciben la alimentación suficiente, no tienen acceso adecuado a educación ni salud”.

 

Con todos los factores en contra analizados, es fácil comprender que el grueso de la población con discapacidad se encuentra también entre estos tres sectores de la población (D+, D y E).

 

Para ayudarnos a clarificar esta situación, presento a continuación las cifras estadísticas, también del INEGI, respecto a las personas con discapacidad en diciembre de 2015.

 

            Estadísticas a propósito del Día Internacional de las Personas con       Discapacidad. INEGI, 2015.

En su más reciente reporte el INEGI[6], puntualizó lo siguiente:

  • En 2014, la prevalencia de la discapacidad en México es de 6 por ciento.
  • Las dificultades para caminar y para ver son las más reportadas entre las personas con discapacidad.
  • Los principales detonantes de discapacidad en el país son las enfermedades (41.3%) y la edad avanzada (33.1 por ciento).
  • 1% de la población con discapacidad de 15 años y más no cuentan con algún nivel de escolaridad.
  • De la población con discapacidad, 83.3% es derechohabiente o está afiliada a servicios de salud.
  • Las personas con dificultades para ver son las que más asisten a la escuela (42.4%) entre la población con discapacidad de la población de 3 a 29 años.
  • Participa en actividades económicas 39.1% de la población con discapacidad de 15 años y más, frente a 64.7% de su contraparte sin discapacidad.

 

Si tenemos en consideración el estudio de los niveles socioeconómicos en México de la AMAI, irremediablemente tendremos que concluir que el grueso de las personas con discapacidad se encuentran en los estratos socioeconómicos con mayores desventajas D+ (19%), D (31.8%) y E (12.5%), haciendo un total del 63.3% de la población en México.

 

Acá quiero hacer énfasis en que en números redondos, alrededor del 65% de la población en México, se encuentra en riesgo de pobreza y es excluida digitalmente, puesto que no cuenta con acceso a internet, y que en estos mismos sectores de la población, se encuentra el grueso de la población con discapacidad, por lo que es necesario concluir, como indica el Informe Mundial sobre Discapacidad 2011, auspiciado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Banco Mundial (BM) [7]:

La discapacidad afecta de manera desproporcionada a las poblaciones vulnerables. Los resultados de la Encuesta Mundial de Salud indican que la prevalencia de la discapacidad es mayor en los países de ingresos bajos que en los países de ingresos más elevados. Las personas en el quintil más pobre, las mujeres y los ancianos también presentan una mayor prevalencia de la discapacidad.

            Las personas con pocos ingresos, sin trabajo o con poca formación académica tienen mayor riesgo de discapacidad. Los datos de las encuestas a base de indicadores múltiples en países seleccionados ponen de manifiesto que los niños de las familias más pobres y los que pertenecen a grupos étnicos minoritarios presentan un riesgo significativamente mayor de discapacidad que los demás niños”.

En el Informe sobre el Desarrollo Mundial 2016, dividendos digitales[8]. Se apunta que:

“En todo el mundo hay más de 1000 millones de personas con discapacidad, y el 80 % de ellas vive en países en desarrollo. Las personas con discapacidad enfrentan obstáculos para comunicarse, interactuar, acceder a información y participar en actividades cívicas. Las tecnologías digitales están ayudando a superar algunas de esas barreras. La tecnología hace posibles múltiples medios de comunicación —voz, texto y gestos— para tener acceso a información e interactuar con otros. Las funciones de reconocimiento de voz, magnificación y conversión de texto a voz benefician a personas con discapacidades visuales, cognitivas, de aprendizaje y de movilidad. Los mensajes de texto (SMS), los mensajes instantáneos, los sistemas de relé telefónico y el subtitulado de videos reducen las barreras para la comunicación de las personas con discapacidades de audición y habla. Los sistemas de navegación con manos libres y las interfaces controladas por gestos ayudan a las personas que tienen graves impedimentos de movilidad para utilizar dispositivos digitales. Pero la mera existencia de la tecnología no basta para eliminar la brecha en la inclusión socioeconómica de las personas con discapacidad. Hace falta un ecosistema adecuado para impulsar la implementación de tecnologías digitales accesibles”.

Respecto a los dividendos digitales y los 1000 millones de personas más pobres:

“Los pobres se benefician de las tecnologías digitales, aunque solo en pequeña medida si se tiene en cuenta el verdadero potencial que estas encierran. Los pobres solo están recibiendo una parte muy pequeña de los dividendos digitales. Aunque la mayoría de las personas pobres posee un teléfono móvil, no tienen acceso a Internet o no pueden pagar el servicio. En América Latina, menos de 1 de cada 10 hogares pobres tiene conexión a Internet”.

 

Conclusiones

Es innegable la correlación que existe entre discapacidad, pobreza y exclusión, no sólo digital, sino social y en múltiples ámbitos.

El hecho de hacer en este espacio un tanto hincapié en la exclusión digital, es para aterrizar la ilusoria sensación de que los mensajes relacionados con la inclusión de las personas con discapacidad en las redes sociales y en el internet en general, llegan a las personas con discapacidad y se concretan en acciones reales de inclusión. Esto sería muy difícil ya que como hemos expuesto, un 65% de la población, no tiene acceso a internet, por contextos empobrecidos. El otro porcentaje de la población (25-30%), tal vez se encuentre ocupada en lo que refiere el sociólogo polaco Zygmunt Bauman[9]:

“Mucha gente usa las redes sociales no para unir, no para ampliar sus horizontes, sino al contrario, para encerrarse en lo que llamo zonas de confort, donde el único sonido que oyen es el eco de su voz, donde lo único que ven son los reflejos de su propia cara. Las redes son muy útiles, dan servicios muy placenteros, pero son una trampa”.

Así por mucho ‘éxito’ que se tenga en una red, cuando menos en México, difícilmente se traduce en un bienestar real en una gran mayoría de niñas, niños, jóvenes y adultos con discapacidad, que viven en condiciones de pobreza y por tanto, son excluidos social y digitalmente.

“La cuestión de la identidad ha sido transformada de algo que viene dado a una tarea: tú tienes que crear tu propia comunidad. Pero no se crea una comunidad, la tienes o no; lo que las redes sociales pueden crear es un sustituto. La diferencia entre la comunidad y la red es, que tú perteneces a la comunidad pero la red te pertenece a ti”.

Una comunidad virtual, solamente en los casos en que las condiciones sociales y económicas lo permitan, pueden tener cierto impacto en la integración/inclusión de las personas con discapacidad, dado que nuestro país, aún tiene grandes carencias en infraestructura. Se requiere invertir mucho en ello, en la capacitación, en la adecuación de medios, en las escuelas, en los edificios, en los espacios públicos y privados, etc…

Las redes sociales y los medios digitales, no alcanzan a impactar de forma significativa en la gran mayoría de las personas con discapacidad. Ello implica que debemos hacer más por ello, no sólo en los medios virtuales, sino en los contextos reales, donde viven, donde verdaderamente puede palparse sus necesidades, realizando propuestas de inclusión, involucrándose, dándose…

Las necesidades son muchas y son tantas, y aún falta mucho por hacer…

 

Atentamente.

Mtro. René Medina B.

 

FUENTES:

[1] Banco Mundial [en línea] última actualización: octubre 30, 2015. Consultado el 10 de abril de 2016. Disponible en http://www.bancomundial.org/es/topic/disability/overview#1

[2] NSE. Niveles Socioeconómicos. AMAI. (2016) Niveles Socioeconómicos [en línea] Fecha de consulta: 03 abril de 2016. Disponible en http://nse.amai.org/nseamai2/

[3] Economía.com.mx Niveles de ingreso [en línea]. Fecha de consulta: 03 abril de 2016. Disponible en http://www.economia.com.mx/niveles_de_ingreso.htm

[4] Economía.com.mx Niveles socioeconómicos en México [en línea]. Fecha de consulta: 03 abril de 2016. Disponible en http://www.economia.com.mx/niveles_socioeconomicos_en_mexico.htm

[5] Instituto Nacional de Estadística y Geografía (2015). Estadísticas a propósito del día Mundial del Internet (17 de mayo) (en línea). Fecha de consulta 10 de abril de 2016. Disponible en: http://www.inegi.org.mx/saladeprensa/aproposito/2015/internet0.pdf

[6] Instituto Nacional de Estadística y Geografía (2015). Estadísticas a propósito del día Internacional de las personas con discapacidad (3 de diciembre) (en línea). Fecha de consulta 10 de abril de 2016. Disponible en: http://www.inegi.org.mx/saladeprensa/aproposito/2015/discapacidad0.pdf

[7] Organización Mundial de la Salud (2011) Informe Mundial sobre Discapacidad [en línea] fecha de consulta 10 abril de 2016. Disponible en http://www.who.int/disabilities/world_report/2011/accessible_es.pdf?ua=1

[8] Grupo Banco Mundial (2016). Informe sobre el Desarrollo Mundial (2016) Dividendos digitales, cuadernillo del “Panorama general”, Banco Mundial, Washington DC. Licencia: Creative Commons de Reconocimiento CC BY 3.0 IGO [en línea]. Fecha de consulta: 11 de abril de 2016. Disponible en: http://www-wds.worldbank.org/external/default/WDSContentServer/WDSP/IB/2016/01/13/090224b08405bbc3/1_0/Rendered/PDF/Informe0sobre00les0panorama0general.pdf

[9] El país (2016). Zygmunt Bauman: “Las redes sociales son una trampa” [en línea]. Fecha de consulta: 11 de abril de 2016. Disponible en: http://cultura.elpais.com/cultura/2015/12/30/babelia/1451504427_675885.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: